Edredones vs mantas: ¿cuál es la mejor opción?

Primero fueron las mantas y luego llegaron los edredones de cama. Hay quienes defienden una opción y quienes defienden la otra y cada uno ofrece sus razones. Por eso, preferimos exponerlas y que sea cada uno quién responda a la pregunta de cuál es, para su cama, la mejor opción.

3 argumentos a favor de los edredones

Los edredones son la opción más actual y moderna y estos son los argumentos que esgrimen quienes los han escogido como su opción favorita para la cama.

– Menos peso. Los edredones pueden dar tanto calor como una buena manta pero con menos peso. Es cierto que las mantas modernas ya no pesan tanto como las antiguas de lana, pero siguen siendo una pequeña dificultad añadida para aquellas personas a las que les cuesta darse la vuelta en la cama por las noches.

– Aspecto más juvenil. Los edredones le dan a la cama un aspecto más juvenil que la clásica composición de manta y colcha. Los estampados de los edredones son muy actuales y la forma que le dan a la cama se aleja de los moldes clásicos, por lo que ayuda a romper con lo convencional.

– Facilidad para hacer la cama. Los edredones, especialmente los rellenos nórdicos, facilitan mucho el tedioso trabajo diario de hacer la cama. Y esto es muy valorado, sobre todo, por aquellos que siempre van con prisas por las mañanas.

3 argumentos a favor de las clásicas mantas

Las mantas de siempre tienen también sus incondicionales que las prefieren antes que a los modernos edredones. Sus argumentos son los siguientes:

– Su peso. Lo que para muchos es un inconveniente para otros es una ventaja. Algunas personas que no tienen problemas de movilidad en la cama están acostumbrados a dormir con una cierta sensación de peso encima que les hace percibir la cama como más cálida y acogedora.

– Su tacto. El tacto y la suavidad de las mantas es muy diferente al de los edredones, por mucho que estos tengan el exterior de algodón. Por este motivo, muchas personas siguen apostando por ellas para la cama.

– Sirven también como colchas. Una manta bonita y de calidad puede ser tan atractiva que realmente de pena taparla con una colcha. Por eso, muchos las utilizan directamente para cubrir la cama. Además, para quienes disfrutan tumbándose sobre la cama para leer o para ver la tele, la manta les ofrece una superficie más agradable que otras opciones como los edredones.

Este artículo fue escrito por admin