Análisis de la hidrolimpiadora del Lidl (Parkside)

De vez en cuando, Lidl pone a la venta una hidrolimpiadora con una óptima relación prestaciones-precio. Justo por eso, dura tan solo unas horas en los lineales de las tiendas. Se trata de la Parkside 150 PHD.

Esta hidrolimpiadora cuenta con una características correspondientes a la gama media-alta, sin embargo su precio está más acorde con las de gama media-baja (unos 100 €). De ahí su éxito.

Cuenta con un motor de 2100 W y su bomba es de aluminio, lo que permite trabajar durante unos 45 minutos seguidos, 2-3 días a la semana. Asimismo, su caudal de agua es de 450 l/h y su presión máxima de 150 bares, aunque su presión nominal de trabajo (con la que normalmente opera) es de 110 bares.

Sin embargo, por las opiniones de algunos compradores, parece que la potencia y la presión no alcanzan esas cifras en realidad. Por eso, es una hidrolimpiadora más adecuada para quitar la suciedad moderada que la moderada-persistente que es lo que, en teoría, la correspondería por sus características.

Teniendo en cuenta esto, con la hidrolimpiadora Lidl Parkside se pueden limpiar elementos como muebles de jardín o herramientas, vallas, verjas, bicicletas, motos, coches o paredes y suelos de unos 30-35 m2.

Cuenta con una manguera de 10 metros de longitud, lo que aporta mucha libertad de movimiento a la hora de limpiar. Además, tiene ruedas grandes y asa telescópica regulable en altura, por lo que se puede mover fácilmente de un sitio a otro y no ocupa demasiado a la hora de guardarla.

Respecto a los accesorios, está bien equipada. Incluye una boquilla turbo de chorro giratorio para la suciedad más incrustada, una boquilla de chorro plano que permite regular la presión, una boquilla espumógena para limpiar con jabón y un cepillo rotatorio para superficies más delicadas.

Además, cuenta con compartimentos para guardar todos estos accesorios, así estarán siempre a mano y bien guardados.

Por otra parte, la calidad de sus materiales (tanto externos como internos) no es de lo mejor, por lo que parece que no tiene una larga vida útil, aunque depende del tiempo de uso y del trato que se la dé. Además, no es fácil encontrar repuestos o accesorios, aspecto este a tener muy en cuenta dado que sus materiales son poco duraderos.

Sin embargo, el principal inconveniente de la hidrolimpiadora del Lidl es que está disponible esporádicamente (sin fecha fija) y que, en cuanto se pone a la venta, el stock se acaba en horas.

Si estás buscando una hidrolimpiadora con buenas prestaciones a buen precio y no puedes esperar a hacerte con la del Lidl, lo mejor es que mires otras alternativas. Aquí puedes encontrar algunas.

Este artículo fue escrito por admin